la fragilidad del cristal no indica debilidad, sino calidad